MI PRIMERA COMUNIÓN

Por fin llegó su gran día

 

Parece que fue ayer cuando abrió sus ojitos por primera vez, cuando comenzó a caminar, a decir sus primeras palabras.

Este momento se te hacía taaaaan lejano, ¿verdad?

Después de su comunión los cambios comienzan a notarse mucho más, van alejándose de la niñez para 

adentrarse poco a poco en la adolescencia. 

Su reportaje de comunión es el momento perfecto para inmortalizar ese último atisbo de inocencia, esa pureza

tan bonita que se esfumará en unos años.

Además de aprovechar para hacerles fotos con el traje de comunión, también podremos hacerles unas fotos 

en las que sean más "ellos mismos", con ropa de calle.

Ni qué decir que los papás, hermanos y mascotas siempre sois bienvenidos a participar.

 

pasos a seguir

¿cómo reservar un reportaje de fotos de primera comunión?

#1

  CUÁNDO

Elige tu día

Entre la fecha de la sesión y la fecha de entrega, debe haber una separación mínima de 4 semanas, aunque es mejor no cogerlo justo por si llueve y hay que retrasar el día.

#2

DEJA UNA SEÑAL

Resérvalo

Para que os guarde el día, es necesario dejar una señal a cuenta que se descontará del total de vuestra sesión. Más adelante hablaremos de los preparativos.

#3

PREPÁRATE

 

Disfruta

 

Las cosas bien preparadas son las cosas que salen bien. Lo único que te voy a pedir es que prepares el vestuario, de todo lo demás me encargo yo. Sólo acude al lugar a la hora indicada con tu familia y déjate llevar.

¿Quieres que sea yo la encargada de capturar ese momento único?

Comunión